• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
942 221 832 / 942 892 287

Cirugía endoscópica en Santander 

NACER ENTRE LA SEMANA 37 Y LA SEMANA 42

Se dice que un bebé es considerado a término cuando nace entre la semana 37 y la semana 42 de gestación, pero entre ambas hay una diferencia enorme. Nada menos que cinco semanas, un tiempo fundamental para el desarrollo del bebe.
Evidentemente nacer en la semana 37 no es lo mismo que nacer en la 42. Por eso, el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología ha decidido introducir algunos cambios en las definiciones de lo que es un parto a término.

 Según las nuevas definiciones que han dado:

Los bebés nacidos entre las semanas 37 y 39 serán considerados "a término tempranos".
Los bebés nacidos entre las semanas 39 y 41 serán considerados "a término normales".
Los bebés nacidos entre las semanas 41 y 42 serán considerados "a término tardíos".



En las ultimas semanas de embarazo el bebe aumenta aproximadamente 200 gramos por semana, acumula grasa que le permitira regular mejor la temperatura en el exterior y para mejorar el funcionamiento de los organos, entre otras cosas. Por eso es importante cada dia dentro del útero.




CANCER DE CUELLO DE UTERO

Las mujeres con lesiones precancerosas y cánceres de cuello uterino en etapa temprana usualmente no presentan síntomas. Los síntomas a menudo no comienzan hasta que un cáncer se torna invasivo y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son:

-Sangrado vaginal anormal, tal como sangrado vaginal después de relaciones sexuales, sangrado después de la menopausia, sangrado y manchado entre periodos y periodos menstruales que duran más tiempo o con sangrado más profuso de lo usual. También puede ocurrir sangrado después de una ducha vaginal o después del examen pélvico.
 -Una secreción vaginal inusual (la secreción puede contener algo de sangre y se puede presentar entre sus periodos o después de la menopausia).
 -Dolor durante las relaciones sexuales.

Estas señales y síntomas también pueden ser causados por otras condiciones que no son cáncer de cuello uterino. Por ejemplo, una infección puede causar dolor o sangrado. Aun así, si usted tiene alguno de estos síntomas, es importante que vea a un ginecólogo. Ignorar los síntomas puede permitir que el cáncer avance y que se reduzcan sus probabilidades de un tratamiento eficaz.
El cáncer de cuello uterino es causado por el Virus de Papiloma Humano (VPH), que se transmite por relaciones sexuales. 
La forma de prevenir este enfermedad y tratarla en estadios precoces es la realización de la citología vaginal, también conocida como Papanicolau. En ocasiones, cuando la citología está alterada, puede ser preciso determinar la presencia del virus mediante un análisis (PCR) y la realización de una colposcopia para detectar posibles lesiones en el cuello del útero.
 
image-1051979-121-mujeres-con-diagnostico-de-cancer-de-cuello-ut-782297-jpg_604x0.jpg
 

ENDOMETRIOSIS

La endometriosis es la presencia de tejido endometrial fuera del útero. La mayoría de las veces, estos focos de endometriosis se encuentran en la zona pélvica (sobre el peritoneo, en los ovarios, el intestino o la vejiga), pero, con menos frecuencia, pueden encontrarse en otras zonas, como la piel o los pulmones.
Estos focos se desarrollan en base a las hormonas del ciclo menstrual y, al igual que el endometrio uterino normal, evolucionan de forma cíclica y sangran.
Esta patología evoluciona de forma imprevisible. En algunos casos, la paciente presenta tejidos fuera del útero que no evolucionan, mientras que en otras, pueden desarrollarse de forma más extensa.
Se caracteriza por ser una enfermedad inflamatoria, por lo que puede ocasionar adherencias entre órganos.
Esta afección puede presentar diferentes grados:


•    Mínima o de estadio I: se produce cuando existen implantes aislados y sin adherencias.
 
•    Leve o de estadio II: existen implantes superficiales adheridos o diseminados sobre la superficie del peritoneo y los ovarios.
 
•    Moderada o de estadio III: se presentan implantes múltiples que se caracterizan por ser superficiales o invasivos. Existen adherencias alrededor de las  trompas de falopio o del ovario.
 
•    Severa o de estadio IV: en este grado de la enfermedad, los implantes son múltiples y profundos, además de producirse quistes grandes y adherencias de gran extensión.

Síntomas

Las manifestaciones de esta enfermedad se dividen en cuatro grupos:
•    Dolor menstrual (dismenorrea): es uno de los síntomas principales en esta afección y aparece unos meses después del primer periodo menstrual.
Este dolor aumenta progresivamente con el paso del tiempo y suele deberse a la síntesis de prostaglandinas, que son las causantes de fuertes contracciones uterinas.
 
•    Dolor en las relaciones sexuales (dispareunia): debido a la penetración vaginal se puede llegar a presionar algunas zonas que estén afectadas por endometriosis, tales como los ovarios, el fondo vaginal o los ligamentos uterosacros.
 
•    Sangrado uterino anómalo: en muchos casos no se producen sangrados anormales fuera de los ciclos pero, en algunos casos, éstos se pueden ver alterados y generar sangrados fuera de los periodos.
 
•    Problemas reproductivos: en algunas mujeres, se puede producir esterilidad o infertilidad y tras el estudio de sus causas se diagnostica la endometriosis.
Esta infertilidad puede verse provocada por una inflamación en el abdomen que impida la unión del ovulo con el espermatozoide o elementos que puedan entorpecer el movimiento normal de las trompas o la ovulación, tales como las adherencias o tejido en los ovarios.

Diagnostico

Las pruebas para verificar si existen indicios físicos de endometriosis incluyen:

•  Examen pélvico. Durante un examen pélvico, el médico examina manualmente (palpa) las zonas en la pelvis para detectar anomalías, como quistes en los órganos reproductivos o cicatrices detrás del útero.

•    Ecografía. Un diagnóstico por imágenes con ecografía puede identificar los quistes asociados con la enfermedad (endometriomas).

•   Resonancia magnética. En el caso de algunas mujeres, una resonancia magnética permite realizar una planificación quirúrgica, ya que le brinda al cirujano información detallada acerca de la ubicación y el tamaño de los implantes endometriales.

•   Laparoscopia. En algunos casos, el médico puede derivarte a un cirujano para que te realice un procedimiento (laparoscopia) que le permite ver dentro de tu abdomen en busca de signos de tejido endometrial fuera del útero. Por lo general, con la adecuada planificación quirúrgica, el cirujano puede tratar la endometriosis por completo durante la laparoscopia de modo que necesites solo una cirugía.

Tratamiento.

El tratamiento para la endometriosis generalmente incluye medicamentos o cirugía. El enfoque que elijas con el médico dependerá de la gravedad de tus signos y síntomas y de si deseas quedar embarazada.
Los médicos generalmente recomiendan probar primero el tratamiento conservador y optan por la cirugía si el tratamiento inicial fracasa.

Analgésicos

Terapia hormonal:
Los suplementos de hormonas a veces son efectivos para reducir y eliminar el dolor en la endometriosis. Entre los medicamentos para tratar la endometriosis se incluyen los siguientes:
    •    Anticonceptivos hormonales.
    •    Agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (Gn-RH).
    •    Tratamiento con progestagenos.

Cirugía conservadora para la endometriosis
Si tienes endometriosis y estás intentando quedar embarazada, la cirugía para extirpar los implantes de endometriosis y preservar el útero y los ovarios (cirugía conservadora) puede aumentar tus probabilidades de éxito. Si sufres dolores intensos a causa de la endometriosis, también puedes beneficiarte con la cirugía; sin embargo, es posible que la endometriosis y el dolor vuelvan a presentarse.

Histerectomía + Doble anexectomía
Es el último paso en el tratamiento de la endometriosis cuando otras medidas no han sido éxitosas. Supone la extirpación del útero y ovarios, así como los implantes endometriósicos que se puedan observar durante la cirugía.
Es un prodecimiento que puede realizarse por vía laparoscópica, para que la recuperación de la paciente sea óptima y con menor dolor postoperatorio.
image-1055215-endometriosis_150805-1.jpg

Ubicación 1

Dirección: Calderón de la Barca, 14 - 4 D SANTANDER (Cantabria) 39002

Teléfono: 942 221 832

Ubicación 2

Dirección: Julián Ceballos, 37 - 1 B
TORRELAVEGA (Cantabria) 39300

Teléfono: 942 892 287

Especialidades

  • Embarazo
  • Patología mamaria
  • Tatuaje Areola-pezón
  • Patología uterina
  • Revisión ginecológica
  • Cirugía mínimamente invasiva
  • Ginecoestética

Urgencias

Atendemos urgencias en el:
942 221 832